sábado, 12 de noviembre de 2016

Manifestación: “Las Rebajas del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD)”


Manifestación: “Las Rebajas del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD)”

Sábado 12 de Noviembre a las 12:00hrs.
Plaza Moyúa (Bilbao)
Convoca: Sindicato ELA

Más de un centenar de trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) de Bizkaia han salido hoy a la calle, en un intento de manifestación convocado por el sindicato ELA, para protestar contra los recortes en el servicio y para reclamar la firma de un convenio digno, pero que ha sido boikoteado por el Ayuntamiento de Bilbao.

Y es que los datos no dejan lugar a dudas. En Bilbao, que concentra el 40% del sector en Bizkaia, el gasto que realiza el Ayuntamiento en el servicio y el número de horas, ha caído en torno a un 25% en los últimos años. Desde 2010, se han dejado de gastar 3,5 millones de euros-se ha pasado de los 16,4 millones de euros en 2010 a los 12,9 en 2015-, y desde 2008 se han perdido 150.000 horas de servicio –de 616.540h. se ha pasado a 461.110h en 2015-. En el mismo periodo, sin embargo, el aporte que realizan las personas usuarias se ha duplicado, pasando de significar el 3% del coste total del servicio en 2010, al 6,8% -de 487.763 mil € en 2010 a 883.896 en 2015-.

Paradójicamente, sin embargo, el número de usuarios del SAD no han variado en los últimos años. Se mantiene en unos 3.000. La reducción en el gasto y el número de horas va en detrimento, por lo tanto, de la calidad del servicio y su frecuencia. De hecho, el 60% de los usuarios recibe menos de 19 horas de ayuda al mes, es decir, que ni siquiera llegan a una hora de servicio al día, de lunes a viernes.

Por su parte, las trabajadoras del SAD –unas 470 en Bilbao y cerca de 1.500 en toda Bizkaia-, ven cómo sus condiciones empeoran. La eventualidad se ha disparado al 30%, el coste medio por trabajadora ha caído un 25% y las jornadas a tiempo parcial aumentan. Y todo ello ocurre cuando más envejecida y más sola está la población; es decir, cuando el servicio más se necesita.

La manifestación ha culminado con una representación de la situación que viven las trabajadoras: con un #mannequinchallenge que evidencia la congelación que sufren desde 2012, año en el que se firmó el convenio que se aplica actualmente en este sector. Un convenio malo, que no está blindando frente a la reforma laboral y cuya aplicación no se garantiza. Por todo ello, las movilizaciones continuarán en las próximas semanas para desbloquear la negociación del nuevo convenio y para instar a los Ayuntamientos y Mancomunidades a que tomen medidas en el asunto. Y es que mientras los gastos se socializan, el servicio se mercantiliza.














No hay comentarios:

Publicar un comentario