viernes, 24 de marzo de 2017

Manifestación de las Trabajadoras de Residencias de Bizkaia (24/03/2017)


Las trabajadoras huelguistas de las Residencias de Bizkaia han mostrado su rechazo a las manifestaciones realizadas por el diputado general, Unai Rementeria, en una carta abierta publicada el 19 de marzo en “El Correo”, en la que rechazaba responsabilidad alguna en la búsqueda de soluciones al conflicto de las residencias y afirmaba que las trabajadoras estaban siendo manipuladas por el sindicato.




Las trabajadoras han desmontado punto a punto el discurso del Diputado general y han insistido en la idea de que la Diputación es responsable última de este servicio público subcontratado y, por tanto, de las condiciones de trabajo precarias de sus 5.000 trabajadoras. 




“¿Es absurdo responsabilizar del conflicto a la Diputación Foral de Bizkaia cuando el hoy diputado foral, en el anterior conflicto, participó de manera activa en las reuniones habidas para solucionar aquel convenio?”, se han preguntado, al tiempo que critican el hecho de que “a día de hoy, la diputada de Bienestar Social no se ha dignado a reunirse con nosotras para solucionar el conflicto”.




Las trabajadoras han explicado la actual inacción de la institución foral por el hecho de que “algunos responsables de las empresas adjudicatarias del servicio han sido cargos electos de la propia Diputación o son miembros importantes del partido político que gobierna en la misma”. 




Al tiempo, han descalificado que la Diputación haya abonado a las empresas 5 millones de euros por servicios no prestados. “¿Cómo van a querer las empresas acabar con la huelga si la Diputación se la financia a costa de los impuestos de todos, si así engordan sus beneficios?”, se han preguntado.




En relación a las manifestaciones del Diputado General afirmando que las trabajadoras están siendo manipuladas por ELA y que el sindicato utiliza el miedo para crecer en afiliación, las huelguistas negaron ser marionetas de nadie. ”Las representantes de las trabajadoras y las huelguistas decidimos en cada momento los pasos que queremos dar y participamos activamente en todos los foros que nos corresponden”, han afirmado con rotundidad, para añadir, seguidamente, que “con sus manifestaciones, el Diputado ataca vilmente nuestra condición de mujer. Decimos alto y claro que nos ha costado mucho dar el paso de romper la sumisión a este sistema que nos quiere precarias, de romper nuestro silencio, de dar el paso de organizarnos y salir a la calle. Pero ya no hay sumisión”, advirtieron. “En todo este proceso -explicaron- hemos tenido el apoyo del sindicato y hoy podemos decir que si seguimos aquí es por la caja de resistencia que nos da de comer. Y sí, señor Rementeria, este conflicto no se ha solucionado aún porque somos mujeres”, rubricaron.




Las trabajadoras huelguistas de las residencias afirmaron que “a pesar de lo duro que está siendo, de nuestro sufrimiento y del de las personas que nos quieren, de las amenazas de un Diputado General que nos dice que esto puede durar un año más cuando hace unos meses decía públicamente que era cuestión de horas. A pesar de todo, lo tenemos claro y vamos a ir hasta el final, hasta lograr que se dignifiquen nuestras condiciones de trabajo y las condiciones de vida de las personas usuarias de las residencias”. “No vamos a parar hasta lograrlo”, han sentenciado. (Fuente: ELA Sindikatua)




No hay comentarios:

Publicar un comentario