jueves, 23 de marzo de 2017

Rueda de prensa de las trabajadoras de residencias de Bizkaia


La Diputación reitera una y otra vez, que es un absurdo responsabilizarle del conflicto de las residencias de Bizkaia y ante esto, nosotras nos preguntamos:

¿Es absurdo pensar que la Diputación Foral de Bizkaia es responsable del bienestar y las condiciones de vida de los usuarios de las residencias de Bizkaia? ¿De verdad no tiene responsabilidad en este servicio público subcontratado?


¿Es absurdo responsabilizar de nuestras condiciones de trabajo precarias a una Diputación Foral de Bizkaia, que concierta más de 5000 camas de las 7500 ocupadas en Bizkaia?
¿Es absurdo responsabilizar a la Diputación, cuando en una residencia donde más del 90% de la ocupación está concertada con la Diputación, se despide a dos de nosotras por el mero hecho de realizar una huelga, tal y como ha quedado de manifiesto en la sentencia que decreta el despido nulo de una de ellas?


¿Es absurdo responsabilizar del conflicto a la Diputación Foral de Bizkaia, cuando el hoy diputado foral de Bizkaia, participó de manera activa en las reuniones habidas para solucionar aquel convenio?  En este punto nos preguntamos, ¿Qué ha cambiado en dos años para que a día de hoy, la Diputada de Bienes Social,  no se haya dignado en reunirse con nosotras para solucionar el conflicto? Nosotras somos las mismas, ¿ustedes?


¿Es absurdo responsabilizar a la Diputación Foral de Bizkaia, cuando algunos responsables de las empresas adjudicatarias del servicio han sido cargos electos de la propia Diputación o son miembros importantes del partido político que gobierna en la Diputación? 


¿Es absurdo responsabilizar del conflicto a la Diputación Foral de Bizkaia, cuando sigue abonando a las empresas 5 millones de euros por servicios no prestados, como si el dinero fuera gratis? ¿Cómo van a querer las empresas acabar con la huelga si la Diputación se la financia a costa de los impuestos de todos, si así engordan sus beneficios?


Por otro lado, el Diputado General manifiesta en su artículo que somos utilizadas por el sindicato ELA, y que el sindicato utiliza el miedo para crecer en afiliación. 


Con sus manifestaciones, el Sr. Diputado ataca vilmente  nuestra condición de mujer.  En este punto queremos decir alto y claro que a nosotras, nos ha costado mucho dar el paso de romper la sumisión a este sistema que nos quiere precarias, de romper nuestro silencio, de dar el paso de organizarnos y salir a la calle.  Pero ya no hay sumisión. 


Este proceso ha sido lento y largo, de muchos años.  Al principio éramos pocas, luego unas cuantas más y ahora somos cientos las que estamos en la calle.  En todo este proceso hemos tenido el apoyo del sindicato y hoy podemos decir que si seguimos aquí, es por la caja de residencia que nos da de comer.  Y sí, señor Rementería, este conflicto no se ha solucionado aún, porque somos mujeres.


Pero vamos a decir más, nosotras, las representantes de las trabajadoras y las huelguistas, decidimos en cada momento los pasos que queremos dar y participamos activamente en todos los fotos que nos corresponden, no somos marionetas de nadie. 

Debemos recordarle al Sr. Diputado General que él cerró personalmente el acuerdo que hizo posible el anterior convenio y que, en aquellas reuniones, se sentó con dos de nosotras, las mismas que hoy seguimos participando en las negociaciones de este convenio, del cual conocemos cada movimiento.  

Pero dado el paso y a pesar de lo duro que está siendo, de nuestro sufrimiento y del de las personas que nos quieren, de las amenazas de un Diputado General, que nos dice que esto puede durar un año más cuando hace unos meses decía públicamente que era cuestión de horas, a pesar de todo eso, lo tenemos claro, y vamos a ir hasta el final, hasta lograr que de una vez por todas se dignifiquen nuestras condiciones de trabajo y las condiciones de vida de las personas usuarias de las residencias.  No vamos a parar hasta lograrlo.  

Bilbao, 23 de marzo de 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario