lunes, 24 de abril de 2017

Acción de calle: Rana Plaza está en todas partes


El 24 de abril de 2013 Rana Plaza en Bangladesh fue el escenario donde cerca de 1300 mujeres fueron muertas y 2000 heridas a causa del derrumbe del edificio en el que trabajaban para la industria textil en condiciones infrahumanas y por un salario inmoral.

DESMANTELAR EL PODER DE LAS CORPORACIONES EN LA VIDA DE LAS MUJERES

Las malas condiciones de trabajo y las violaciones de los derechos de las trabajadoras son una característica distintiva de la industria de la confección. El derrumbe de Rana Plaza en Bangladesh en 2013, también destacó otro importante obstáculo para el cambio en la industria de la confección: la falta de transparencia que rodea el funcionamiento de sus cadenas de suministro, cuyo único propósito es ocultar la realidad de la producción de prendas tras una fachada de Responsabilidad Social Corporativa llena de modelos glamurosos y felices trabajadoras.


La identificación de las empresas que abastecían las fábricas de Rana Plaza permitió establecer la responsabilidad de las marcas y exigirles el pago de indemnizaciones a quienes sobrevivieron y a las familias de las trabajadoras fallecidas.


Desde La Campaña Ropa Limpia internacional y la Marcha Mundial de las Mujeres exigimos a las marcas que sean transparentes y hagan públicas las fábricas donde producen sus prendas en todo el mundo. En concreto desde la región europea demandamos a la Unión Europea que adopte medidas obligatorias que garanticen la trazabilidad y la transparencia a lo largo de las cadenas de producción.


Demandamos a la Unión Europea que desarrolle un marco legislativo obligatorio de Diligencia Debida para las empresas europeas centrado en garantizar el respeto de los DDHH y la protección de las personas afectadas negativamente por sus actividades (particularmente las trabajadoras) incluyendo el derecho de las víctimas a reparación.


Nosotras, militantes de la Marcha Mundial de las Mujeres y la Campaña Ropa Limpia internacional, juntas, en solidaridad, elevamos nuestras voces para denunciar el lucro del capitalismo por medio de la expropiación y la explotación del trabajo productivo que se emplea de diversas maneras en todos los rincones del mundo y en nuestra vida diaria.


Reafirmamos la fecha del 24 de abril como fecha de Resistencia y de lucha contra el poder y la impunidad de los Tratados de Libre Comercio y contra todas las formas de explotación capitalista neoliberal. Invitamos a nuestras militantes y a sus aliadas a unirnos en torno a esta reflexión-acción sobre su contexto específico incorporando sus luchas locales en este debate más amplio.


A nivel global, nuestro cuestionamiento está en la base de las alternativas que construimos en torno a la soberanía alimentaria, la agro-ecología y la economía solidaria desde donde defendemos el trabajo como un espacio para la libertad de las personas que son productoras y de las que son consumidoras.


Nuestra acción nos refuerza y estimula las luchas y resistencias en nuestra diversidad como mujeres que somos y representamos a nivel local e internacional.

-RANA PLAZA ESTÁ EN TODAS PARTES-
CONTRA LA IMPUNIDAD Y LA BARBARIE DE LAS MULTINACIONALES








No hay comentarios:

Publicar un comentario