viernes, 7 de abril de 2017

Residencias de Bizkaia: Otras 4 semanas de Huelga


“Los Servicios Jurídicos de ELA estudian presentar sendas acciones judiciales contra la Diputación; una, por vulneración del derecho de huelga y otra, por uso indebido de fondos públicos”


Las delegadas de ELA de las residencias de Bizkaia reunidas ayer en asamblea hemos decidido que, ante la situación de bloqueo en la que se encuentra el conflicto laboral y social, vamos a realizar una nueva convocatoria de huelga que comenzará el próximo 26 de abril y en principio, tendrá una duración mínima de 4 semanas.  Estas nuevas jornadas de huelga se sumaron a los más de 150 días realizados hasta la fecha. 


Las trabajadoras en huelga queremos manifestar nuestra indignación por las manifestaciones realizadas este miércoles por la Diputada de Bienestar Social al anunciar que, por un lado, iniciarán el proceso para reclamar a las empresas la devolución de los importes que se han abonado en exceso por las jornadas de huelga, y por otro, su intención de recurrir los servicios mínimos dictados por el Gobierno Vasco. 


Ante estas dos acciones anunciadas por la Diputación  las trabajadoras en huelga queremos manifestar lo siguiente: 

1.- El anuncio de reclamar esa devolución de “cobros indebidos” muestra de forma nítida la negligencia con la que la Diputación Foral de Bizkaia actúa en este conflicto.  Este anuncio se plantea tras más de un año de conflicto y cuando se han desarrollado más de 150 días de huelga.   E febrero, ante las denuncias sindicales, de usuarios y familiares sobre esos pagos indebidos, dijeron que “lo iban a estudiar” y no han hecho nada. 


La actuación de la Diputación – al pagar por un servicio que las empresas no ofrecen- ha supuesto que las empresas ganasen más dinero (según nuestros datos más de 5 millones de euros). 


Los servicios jurídicos de ELA están analizando la posibilidad de emprender acciones en vía judicial frente a la Diputación por estos hechos ya que, en nuestra opinión, la decisión de mantener el abono a las empresas constata, constituiría un ataque legítimo al ejercicio de tal derecho fundamental, amén de un enriquecimiento injusto de las empresas mediante un indebido uso de fondos públicos, cuestión de enorme gravedad y que  también está siendo analizada por nuestros servicios jurídicos, por si pudiera constituir algún tipo de ilícito penal. 


2.- La Diputación manifestó así mismo su decisión de recurrir el decreto de servicios mínimos.  Los responsables de la Diputación han reiterado hasta la saciedad de forma muy cínica que no son parte del conflicto, que se trata de un conflicto “entre empresas y trabajadoras”. Sin embargo, todos sus esfuerzos se concentran en neutralizar la huelga e invisibilizar la grave situación del sector.  Menos implicarse para que el conflicto se resuelva, dignificando las condiciones de trabajo y la dignidad del servicio, hacen cualquier cosa. 


Es preciso recordar que el Gobierno Vasco ha ampliado ya en dos ocasiones los servicios mínimos, dejando de facto a muchas trabajadoras sin derecho a huelga.  Además, el segundo decreto del Gobierno Vasco que los aumentaba en determinadas actividades, fue  recurrido por ELA al TSJPV y la máxima autoridad judicial de la CAPV suspendió dicha orden foral al entender que existía una vulneración grave el derecho de huelga. 


Para finalizar las trabajadoras en huelga queremos manifestar que vamos a seguir luchando hasta lograr las siguientes reivindicaciones:

- Las 1592 horas de jornada laboral para dignificar nuestras insufribles jornadas y que redunde en la mejora de la calidad al residente. 
- Un salario mínimo para todas las trabajadoras del sector de 1200 euros.
-  Se mejoren los ratios asistenciales en los términos propuestos el 17 de noviembre de 2016 por Babestu y ELA a la Diputación Foral de Bizkaia, sin que tres meses después nos hayan respondido.  
- Se mejoren las coberturas en caso de baja y los pluses. 


La Diputación sabe que este conflicto no se va a resolver si no se implica para buscar una solución.  Así no se puede seguir. 

Bilbao, 7 de abril del 2017.



No hay comentarios:

Publicar un comentario