jueves, 25 de mayo de 2017

NOS QUIEREN SUMISAS Y CALLADAS!


El Ayuntamiento de Bilbao nos ha prohibido la acampada de Trabajadoras de Residencias para este fin de semana. Nos quieren calladas y sumisas, y aquí entre patronal y políticos se ayudan.


Por ello, este jueves hemos realizado una rueda de prensa y concentración en las escalinatas del ayuntamiento de Bilbao para que nos escuchen más alto si cabe.


No van a conseguir que no estemos en la calle y este sábado también a las 11:30hrs. comenzaremos una manifestación desde el Arriaga (donde no nos querían tener) a la que tenemos que acudir todas.


Vamos a tomar las medidas jurídicas necesarias para demostrar que el ayuntamiento ha vulnerado nuestra libertad de expresión y también la de huelga.


Desde ya estamos trabajando para en semanas próximas hacer nuestra acampada, porque la vamos a hacer ¡¡¡sí o sí!!!

JO TA KE! IRABAZI ARTE!
#ErresidentziakBorrokan


El sindicato ELA presentará una demanda contra el Ayuntamiento de Bilbao por vulnerar los derechos de reunión y manifestación. Las trabajadoras de residencias en huelga se han concentrado ante la prohibición del Ayuntamiento de Bilbao de instalar una carpa informativa en la Plaza Arriaga.

Las trabajadoras de residencias de Bizkaia nos concentramos hoy frente al Ayuntamiento de Bilbao ante la decisión de ésta de prohibir el ejercicio de los derechos de reunión y manifestación para este fin de semana en la Plaza del Arriaga que contaba con el permiso de la Ertzaintza.

Las trabajadoras en huelga realizamos hace casi un mes las gestiones pertinentes ante las autoridades competentes para la realización de la acampada. Incluso se acordó con representantes del ayuntamiento el sitio y las fechas del acto reivindicativo, ya que en un principio se iba a desarrollar una semana antes.

Para nuestra sorpresa e indignación tres días antes de la instalación de la carpa informativa el Ayuntamiento de Bilbao nos comunica que no autoriza el ejercicio de nuestro derecho de reunión y manifestación en los términos que pretendíamos, poniendo como excusa que se trata de un lugar de disfrute de la ciudadanía de actividades lúdicas y artísticas, además de una zona con abundante tránsito peatonal.

Para nosotras las trabajadoras en huelga, detrás de esta decisión esta lisa y llanamente el intento del alcalde Aburto de hacernos callar, de silenciarnos y de invisibilizar la lucha que estamos llevando adelante para lograr unas condiciones de trabajo dignas en el sector de residencias.

Resulta muy sorprendente que mientras todos los fines de semana se desarrollan en la plaza del Arriaga actividades sociales, lúdicas, festivas, culturales, deportivas y reivindicativas de cualquier tipo, que en menor o mayor medida afectan al tránsito peatonal, sea justo nuestra acción reivindicativa la que se prohíba.

Ante este grave ataque al derecho de reunión y manifestación las trabajadoras en huelga presentaremos esta misma semana una demanda judicial en defensa de nuestro derecho a ser visibles, es decir, de nuestro derecho a informar, manifestar y explicar a la ciudadanía el conflicto laboral y social que estamos llevando a cabo.

No solo tratan de neutralizar nuestro derecho de huelga con unos servicios mínimos totalmente abusivos, que neutralizan totalmente el derecho de huelga en las residencias pequeñas y que nos imposibilita secundar la huelga a 8 de cada 10 trabajadoras en las grandes; ahora el ayuntamiento en connivencia con la Diputación Foral dirigida por Unai Rementeria han decidido dar un paso más y nos prohíben incluso estar en la calle para denunciar la grave situación que padecemos.


Ante esta dura realidad, decimos una vez más, alto y claro, que nuestros gobernantes no van a poder lograr su objetivo, que no es otro que dejemos de luchar. Las trabajadoras en huelga tenemos claro que no vamos a parar hasta lograr dignificar las condiciones de trabajo y de vida tanto de las trabajadoras como de los y las usuarias del sector. (Fuente: ELA Sindikatua)















No hay comentarios:

Publicar un comentario