miércoles, 31 de mayo de 2017

Residencias de Bizkaia, una lucha de tod@s!


Me llamo Soraya, soy trabajadora y delegada de ELA del sector de residencias en Bizkaia y llevo 200 días en huelga. Te escribo para explicar los motivos de nuestra lucha y para pedir tu solidaridad con nuestra lucha acompañándonos en la acampada del 9, 10 y 11 de junio en Bilbao, que llevaremos a cabo si el Ayuntamiento no vuelve a denegarnos el permiso, como hizo a finales de mayo.


Mientras las empresas que hacen negocio con las residencias de ancianos y la Diputación Foral de Bizkaia quieren hacer creer que nuestras reivindicaciones son exageradas, la cruda realidad –la que 5.000 trabajadoras, usuarias y familiares vivimos todos los días- les pone en su sitio.


Sufrimos una falta de personal escandalosa en los centros, tenemos 7 minutos por usuario para levantarlo y asearlo; 3 minutos para cambiarle el pañal (3 veces al día); frecuentemente, solo hay una trabajadora para cubrir dos plantas. Se nos obliga a una disponibilidad absoluta, con horarios de explotación, y cobramos salarios que no llegan a 1.000 euros. Esta situación es muy dura, pero aún es más duro ver que una persona necesita tu apoyo, que le escuches… y no tener tiempo para estar con ella.


Sabíamos que nos iba a costar mucho cambiar esta realidad, pero sinceramente ni en el peor de mis sueños pensaba que nos iba a costar tanto…


Ahora, somos mucho más conscientes de que es el sistema lo que debemos cambiar. Y eso es muy difícil, porque detrás de ello hay decisiones políticas deliberadas para perpetuar condiciones laborales de explotación y un deficiente servicio público para las personas más débiles de la sociedad. Todo ello con un único objetivo: salvaguardar los beneficios de unas cuantas empresas cuyos titulares pertenecen al círculo político de los que gobiernan en la Diputación Foral.


Para que el sistema funcione como hasta ahora, nos necesitan calladas, sumisas e invisibles. Así nos quieren a las mujeres, para que todo siga igual.


Además, ahora que nos hemos organizado y hemos decidido luchar nos califican como “peligrosas” para el sistema, nos quieren doblegar, nos acusan de maltratar a los usuarios, nos meten miedo (nos despiden y nos amenazan con estar otro año de huelga, nos prohíben acampadas…). Lo peor de todo es que nos tratan como ciudadanas de segunda, subalternas, manipulables, sin iniciativa ni capacidad de decisión, nos faltan al respeto. Lo hacen porque somos mujeres que no nos callamos, mujeres que no aceptamos el papel que nos imponen, que no cedemos ni al chantaje de la Diputación, ni al chantaje de sus empresas amigas.


Pero si hemos llegado hasta aquí… ya no vamos a parar. Cada vez somos más las que estamos en la calle y no vamos a parar hasta que cambie la realidad de las residencias: que se dignifiquen las condiciones de trabajo y también las condiciones de vida de las personas usuarias.


Pero sabemos que solas no podemos, que necesitamos el apoyo de toda la sociedad, y te pedimos tu apoyo, porque es una cuestión social que nos afecta a todos y todas. Por eso te pedimos que nos acompañes –en la medida que puedas- en la acampada del 9, 10 y 11 de junio.


Te esperamos, !un gran abrazo!

Fdo: Soraya García, en nombre de todas las trabajadoras de residencias de Bizkaia en huelga













No hay comentarios:

Publicar un comentario