miércoles, 28 de junio de 2017

Manifestación Día de la Liberación LGTB+ (Bilbao)


Este miércoles 28 de Junio en Bilbao, la Coordinadora 28J ha realizado la manifestación por el Día de la Liberación LGTB+ para reivindicar que estos colectivos no son herramientas para ganar dinero y que su lucha contra los delitos de odio por orientación sexual e identidad de género pasa por ser anticapitalista y antipatriarcal.


Hoy, 28 de junio, salimos a las calles con ganas de seguir luchando. Rememoramos años y años de lucha, militancia y supervivencia. Rememoramos a personas maravillosas que nos abrieron el camino, a las que ya no están y a las que siguen a nuestro lado luchando. Y hoy, luchamos por nosotres y por nuestro futuro, por nuestras identidades y nuestro derecho a vivir libres. Y por supuesto, luchamos en contra de un sistema cisheteropatriarcal, sin olvidarnos que este sistema ejerce su violencia a través de otros ejes de poder dentro y fuera del colectivo.


Este año, como otros, hemos tenido que soportar discursos de odio y violencia en muchas formas, tanto en lugares lejanos como en nuestras propias calles. El día de la liberación LGTB es un día para recordar todas las agresiones que hemos sufrido y tener claro que si nos atacan a une, nos atacan a todes.



Hemos tenido autobuses transfobos intentando pasar por nuestras calles, ha habido un desabastecimiento hormonal en el sistema sanitario que pone en evidencia la poca información y concienciación que hay sobre personas trans, hemos sufrido agresiones LGTB+fobas que superan records y seguimos luchando por una sociedad inclusiva y libre de violencia cisheteronormativa.


Queremos subrayar el caso de Murcia: Murcia nos ha mostrado lo que no queremos y de lo que somos capaces. No queremos odio, sino espacios de justicia, igualdad, solidaridad y multiculturalidad. Somos capaces de organizarnos para ello, como se vio ante la respuesta en la calle. La igualdad de clase, género y etnia son la base para construir sociedades justas e igualitarias. Los valores de nuevos grupos de extrema derecha son incompatibles con dichos ideales. Es intolerable la falta de protección de las instituciones públicas, y los medios de comunicación han dado voz a la opresión. Las autoridades ignoraron los peligros de conceder permiso a una concentración del colectivo neonazi “Lo Nuestro”, el mismo día y hora del desfile del Orgullo en Murcia. No se enviaron suficientes efectivos policiales a vigilar la concentración de este colectivo. La Policía Nacional identificó a asistentes a la Marcha del Orgullo LGTBIQ y se les aplicó la Ley Mordaza.


No es el único caso en el que grupos neonazis han atacado al colectivo LGTB. Esta última semana en Chueca dos parejas fueron brutalmente atacadas por grupos fascistas. En Valladolid también se registró un ataque a dos gays. No se trata de una coincidencia que el auge de estos ataques se esté dando precisamente en espacios LGTB, en fechas de celebración y reivindicación. En el caso de Euskadi, en Gasteiz se están dedicando a perseguir y a apalear a personas asistentes a un punto de cruising.


El auge y proliferación que están tomando los discursos de odio los vivimos como una amenaza y un ataque directo a todo el colectivo y personas disidentes de la cisheteronorma. Creemos firmemente que este tipo de discursos, siendo la punta del iceberg, se encuentran amparados en toda una estructura cisexista, heterosexista, completamente binarista y patriarcal, que basándose en los estereotipos y en prejuicios, excluye e invisibiliza a todes les que nos escapamos de la norma.


Nos gustaría hacer la reflexión crítica sobre las consecuencias que este tipo de discursos de odio pueden generar, entendiendo que son el preámbulo y el sustento ideológico de los Delitos de Odio por Orientación Sexual e Identidad de Género. Es por ello que hacemos hincapié en la necesidad de organizarnos y empoderarnos como grupo y colectivo LGTB+, para poder así, hacer frente y responder de manera organizada a los discursos de Odio, aquellos que alimentan la fobia hacia todas las personas disidentes de la cisheteronorma. Por eso mismo creemos necesario abrir un debate y un proyecto en relación a una ley LGTB+ integral en Euskal Herria y el estado español.


A la vez que fijamos nuestra mirada bajo un foco local, tenemos el deber también de hacer una militancia responsable e internacionalista. Desde aquí queremos mandar nuestra energía y rabia hacia todas las injusticias que seguimos viviendo en el mundo. Queremos recordar el caso de Higui, a todos los hombres gays y bisexuales que están siendo asesinados y torturados por su identidad en Chechenya, a las mujeres trans sobretodo racializadas que son asesinadas constantemente, el poco compromiso ante la necesidad de asilo político a inmigrantes LGTB por parte de gobiernos europeos, como es el caso de Reino Unido, a la extensa e injusta falta de análisis y acción a la hora de proteger a personas oprimidas por varias intersecciones y a todas estas atrocidades que suceden en todas las sociedades. Queremos subrayar la importancia de poner el foco culpable en el cisheteropatriarcado presente y responsable de todos estos asesinatos e injusticias.


Queremos aprovechar este momento también para hacer autocrítica. Toda opresión está conectada y dentro de un marco personal y político. Por eso mismo, queremos pediros que hagáis con nosotres el esfuerzo de ver qué posición ocupáis dentro de los diferentes ejes de poder. Día a día vemos que dentro de nuestra lucha seguimos salpicando a diferentes minorías. El racismo, el capacitismo, la serofobia, la transmisoginia, la transfobia, la misoginia, la bifobia, la plumofobia y la poca inclusión de corporalidades diversas siguen estando en muchos de nuestros discursos. Tenemos que darnos cuenta del daño que nos hacen estos sistemas de poder, y el daño que nosotres hacemos dentro de ellos.


El 28 de junio es un día de lucha, sí. Pero también de celebración, de celebrarnos. Celebremos el día del orgullo como una forma de reivindicar nuestra existencia, nuestra visibilidad, nuestras realidades y relaciones ante un sistema que intenta frenarnos en todas sus formas, desde lo institucional hasta la violencia que día a día vivimos.


Queremos una celebración libre de mercantilización, donde se disfrute de la diversidad sin un objetivo capitalista. El neoliberalismo refuerza la imagen de lo correcto dentro de su marco capitalista. Nos moldea y divide en categorías normativizadas y disidentes. Una vez más esto se utiliza como discurso en contra de las identidades más invisibilizadas y sin tener en cuenta nuestras diferentes intersecciones. Queremos un Bilbao libre de LGTB+fobia, y para esto no podemos barrer toda la mierda bajo una alfombra arcoíris para lavarnos la cara y salir en el mapa. No queremos un Bilbao que sea nuestro amigo, queremos un Bilbao que se comprometa con nuestra lucha y nuestros derechos.


Celebremos y luchemos por nuestra diversidad y nuestra unión, nuestras individualidades y nuestra colectividad. Riamos, bailemos, gritemos, lloremos y disfrutemos de este espacio, nuestro espacio, un espacio seguro donde podamos aprender les unes de les otres y crecer juntes.

GURE ESKUBIDEAK ETA GURE EXISTENTZIA DEFENDA DITZAGUN!














No hay comentarios:

Publicar un comentario