miércoles, 5 de julio de 2017

Más de 16 meses de conflicto y 210 días de huelga de las Trabajadoras de Residencias de Bizkaia


Las Trabajadoras de las Residencias de Bizkaia han contado con el apoyo de cientos de delegados y delegadas de ELA, en la manifestación celebrada esta mañana en Bilbao. "Hemos tomado la calle para proclamar alto y claro que los cuidados son también un trabajo, son un servicio público, que debe realizarse en unas condiciones de trabajo y de vida dignas", han subrayado al término de la protesta.



COMUNICADO

Lo primero que quiero hacer, en nombre de todas las trabajadoras que estamos en el conflicto, es agradeceros de todo corazón, todo el apoyo que nos estáis dando y que no hemos dejado de sentir, en ningún momento, en los más de 16 meses de conflicto y más de 210 días de huelga.

¡¡De todo corazón, a todos y todas Eskerrik asko!!


Hoy creemos sinceramente que podemos decir, que nuestro conflicto, que empezó como un conflicto laboral al uso, ha desbordado los límites de un conflicto laboral y hoy es más que evidente que nos encontramos ante un conflicto social y de género. Estas fotos que nos acompañado durante la manifestación, no hacen más que poner en valor momentos de nuestra lucha, de todas las personas, colectivos y organizaciones que nos han mostrado su apoyo y que siguen presentes hoy si cabe con más fuerza, dándonos más fuerza para continuar en nuestra lucha, la de todas las mujeres que estamos día a día defendiendo unas mejores condiciones de vida, para las que estamos dentro de la residencia, trabajadoras y residentes.


Estamos hablando de la realidad de los cuidados, del trabajo invisible que históricamente hemos venido desempeñando las mujeres, sin reconocimiento social ni económico alguno, lo que este conflicto laboral y social quiere cambiar.


Las mujeres de las residencias de Bizkaia, como antes hicieron las de Gipuzkoa o las de Ariznavarra, hemos dejado el espacio privado, hemos dejado de ser invisibles y hemos irrumpido en el espacio público. Hemos tomado la calle para proclamar alto y claro que los cuidados son también un trabajo, son un servicio público, que debe realizarse en unas condiciones de trabajo y de vida dignas.


Sin embargo las patronales, como la Diputación Foral de Bizkaia, pretenden que sigamos con el rol que nos impone este sistema, nos quieren invisibles y neutralizadas, porque así las empresas amigas de la Diputación, mantienen y aumentan sus grandes beneficios de un negocio seguro.


Y tras un periodo, donde la Diputación Foral como las patronales, nos han tratado como delincuentes, como ciudadanas de segunda, subalternas, manipulables, sin iniciativa ni capacidad de decisión, faltándonos al respeto e intentando meternos miedo, y al ver que no han logrado su objetivo, sino todo lo contrario,….han cambiado su estrategia.


En los últimos meses, con la Diputación Foral de Bizkaia como estilete, y la inestimable cobertura del Gobierno Vasco y de las patronales, han impuesto unos servicios mínimos del 90 % y toda una maquinaria jurídica ,que busca lisa y llanamente ,silenciarnos, neutralizarnos, ahogarnos y que nos rindamos.


Pues ante estas actuaciones, les queremos decir alto y claro, tanto a la Diputación Foral de Bizkaia, como a las tres patronales del sector (GESCA, LARES y ELBE) como al Gobierno Vasco, ¡¡¡que no nos van a doblegar!!!, ¡¡¡ Que no vamos a parar!! Que esta estrategia tampoco les va a servir!!!.


¡¡Que hemos decidido luchar y que ahora no nos vamos a rendir!! Porque aquí decidimos nosotras, las que sufrimos, las que vemos el padecimiento y desatención de los residentes, que nosotras somos las que nos dejamos la vida y la salud por un servicio del que es responsable esta negligente Diputación, en la que la Diputada Isabel Sánchez Robles desde el mayor de los despotismos no ha tenido la dignidad humana de escucharnos.


No vamos a parar hasta lograr que de una vez por todas, nuestras reivindicaciones: como son las 35 horas, salarios de 1.200 euros, y más personal se plasmen en un convenio sectorial o en los convenios de empresa, como lo han logrado ya nuestras compañeras de la residencia Miravilla de Bilbao.


Como decía un eslogan que utilizamos hace ya unos cuantos años en ELA, tenemos FUERZA y COMPROMISO para seguir, luchando y estando en la calle, hasta lograr lo que es de justicia. (Fuente: ELA Sinidkatua)































No hay comentarios:

Publicar un comentario