martes, 14 de noviembre de 2017

Cadena humana en defensa del servicio de ayuda a domicilio de Bizkaia


Este martes 14 de noviembre, cientos de personas se han movilizado en Bilbao, convocadas por los sindicatos LAB, ELA, UGT y USO en una cadena humana que ha empezado desde la Diputación Foral de Bizkaia hasta el Ayuntamiento de Bilbao, para denunciar la irresponsabilidad de los Ayuntamientos y la voracidad empresarial de quienes gestionan el servicio de ayuda a domicilio


El SAD, es un servicio social público, catalogado como prioritario en la ley de Dependencia así como en la Ley de Servicios Sociales de Euskadi. Sin embargo el desarrollo y aplicación que efectúan las instituciones han relegado este servicio a un estado residual, externalizado y gestionado por empresas privadas, las cuales, priman sus beneficios a la calidad y objeto del servicio y a la garantía de los derechos laborales.


Ello, ha tenido diversas consecuencias negativas:

- En el plano asistencial: no se está garantizando este servicio, ni la cobertura necesaria a las personas que precisan del mismo, siendo la intensidad del servicio insuficiente de acuerdo a las necesidades de las personas usuarias. El número de horas ha sido recortado en torno al 30% en el conjunto de Bizkaia, llegando a otorgar incluso 30 minutos de servicio diario. Por otro lado, desde las propias instituciones se “aconseja” a los usuarios que opten por otro tipo de prestaciones, las económicas, las cuales se dan sin hacer ningún tipo de control sobre su destino, con lo que no se garantiza el cuidado profesionalizado de las personas dependientes y dando lugar, además, a una economía sumergida, no controlada. 


- En el plano laboral: quienes prestamos este servicio durante décadas, no tenemos garantizado el empleo. El recorte de horas ha supuesto un Expediente de Regulación de Empleo camuflado con muchos despidos, reducciones de jornadas y mayor flexibilidad horaria. El último convenio Colectivo normativizó la reducción de horas y de tarifas, adaptando los recortes ejecutados por Ayuntamientos y Diputación a la regulación laboral, dando lugar a una pérdida de poder adquisitivo y a la sustracción de derechos laborales para que los Ayuntamientos y Empresas gestoras del servicio dispongan de las trabajadoras a demanda.


- Destacar que el sector lo conformamos casi en su totalidad mujeres, de mediana edad la mayoría, que nuestra ocupación efectiva la realizamos en solitario, acudiendo de domicilio en domicilio para atender las necesidades básicas de la vida, tales como aseos, movilizaciones, comidas, atención personal, compras, etc.., y prestar apoyo físico y emocional a personas en situación de dependencia. Todo ello sin los recursos y apoyos mecánicos adecuados que impidan que dicha tarea genere un daño a nuestra salud. Somos pocas las trabajadoras que podemos acceder a la situación de jubilación ordinaria, siendo la anticipada un mecanismo muy extendido en la plantilla por la imposibilidad que supone realizar este trabajo con determinada edad, y por el deterioro físico que sufrimos debido a la carga de trabajo y a las inexistentes medidas preventivas adoptadas por las empresas.


Queremos denunciar alto y claro a quienes gestionan y se enriquecen a costa de nuestro esfuerzo y de un servicio de financiación pública, las patronas. Son cómplices directos de esta destrucción de empleo y precarización laboral, ya que toman parte en las licitaciones, como en auténticas subastas a la baja, con las graves consecuencias que ya anteriormente se han mencionado en el diagnóstico. Son causantes de que las condiciones laborales se hayan ido empeorando paulatinamente, con aumentos de cargas e indefinición de las jornadas, teniendo un calendario irregular durante todo el año siendo trabajadoras que prestan el servicio a la carta.


La crisis de los cuidados es una realidad que se acentúa día a día y que cada vez sufren más las personas necesitadas de este servicio, así como quienes prestamos estos cuidados. Por ello, exigimos las siguientes medidas a las Instituciones titulares, los Ayuntamientos y/o Mancomunidades:

- Que de acuerdo a la Ley 12/2008 de 5 de diciembre de Servicios Sociales en su artículo 60.1, los Ayuntamientos y/o Mancomunidades, opten por la gestión directa del servicio, iniciando un proceso de reversión del propio servicio en su integridad, garantizando plenamente los derechos de los y las trabajadoras que estamos actualmente prestando el servicio, el Derecho de los y las usuarias a percibir un servicio de calidad e intensidad suficiente, y que las auxiliares domiciliarias gocemos del suficiente reconocimiento por el ejercicio de nuestras funciones, siendo de aplicación el acuerdo regulador de las condiciones laborales de las personas que prestan actividad directamente para las Instituciones Públicas.


- Que en el transito mencionado en el punto anterior y en el ejercicio de sus funciones, asuman su responsabilidad en la prestación de este servicio y adopten el compromiso de:

Recoger en los pliegos de condiciones la subrogación de los las trabajadoras y sus condiciones laborales, garantizando las jornadas que tenemos por contrato.


Elaborar Bolsas de trabajo reguladas que doten de estabilidad al personal eventual, del mismo modo que en la propia Administración.

Promover cláusulas sociales garantes de los Derechos Laborales.


Dotar de un presupuesto suficiente.

Adoptar las medidas preventivas adecuadas de los riesgos derivados de nuestro trabajo, por la excesiva carga de tareas por hora trabajada, por un trabajo realizado en soledad y con personas dependientes en sus propios domicilios.

Implicarse de manera directa en la negociación del Convenio Colectivo Sectorial.


Fijar el convenio de referencia, siendo éste el Convenio Colectivo del Sector en Bizkaia, garantizando en todo caso, y como mínimo, el costo y condiciones laborales establecidas en el propio convenio, fijando precios suficientes para ello, y que sean destinados en su totalidad a las condiciones laborales.


Los sindicatos ELA, LAB, UGT Y USO, nos reafirmamos en el diagnóstico compartido conjuntamente con las trabajadoras de la cruda realidad del Servicio de Ayuda a Domicilio de Bizkaia, y se ratifican en los contenidos recogidos en la plataforma reivindicativa unitaria. (Fuente: LAB Sindikatua)




No hay comentarios:

Publicar un comentario