jueves, 17 de mayo de 2018

Trabajadoras de Intervención Social de Bizkaia marchan en defensa del convenio colectivo


Decenas de trabajadoras y trabajadores del ámbito de la intervención Social de Bizkaia, participaron este miércoles 16 de mayo en una movilización que partió desde el Ayuntamiento de Bilbao y finalizó frente al Palacio de la Diputación Foral de Bizkaia, para exigir una mejora sustancial de sus condiciones laborales. Esta manifestación formaba parte de una serie de acciones realizadas a lo largo de la jornada del 16 de mayo, que incluían paros de 3 horas por turno de trabajo, de 10 a 13 horas, para las personas que trabajan en horario de mañana y de 15 a 18 horas para las personas que trabajan de tarde. 


Esta es la cuarta movilización realizada por trabajadoras y trabajadores del sector de la intervención Social de Bizkaia, apoyada por los sindicatos ESK, LAB, CCOO y UGT, y cuyo objetivo es la defensa del convenio colectivo. Por este motivo, recuerdan que presentaron una propuesta que tenía como horizonte la equiparación de condiciones al convenio colectivo de Gipuzkoa, ya que el Sistema Vasco de Servicios Sociales tiene como fundamento la homogeneización de los servicios y prestaciones en el ámbito de la CAPV.


Explican que les parece llamativo que mientras GIZARDATZ y GEROAN, les interpelan a la apertura de una mesa negociadora de ámbito autonómico, les presenten una nueva propuesta para Bizkaia, que empeora su propuesta anterior, además, al mismo tiempo, han firmado recientemente un Convenio Colectivo en Araba con sustanciales mejoras, en términos salariales. Como consecuencia, denuncian “el Convenio Colectivo de Bizkaia, ha quedado relegado al último puesto”.


Tal y como denunciaron en la mesa negociadora, es manifiesto que el problema no subyace en la parte social, sino en la parte patronal frente a las instituciones, especialmente la Diputación de Bizkaia, quien es la principal titular y financiadora de los servicios y que ha apostado por un modelo de servicios de intervención social de gestión privada, con un acentuado carácter asistencialista y con un empeoramiento de las condiciones laborales.


Denuncian que las condiciones de los y las trabajadoras del ámbito de la Intervención Social de Bizkaia, continúan con importantes “factores de precariedad”, inferiores salarios, pérdida de poder adquisitivo, eventualidad, carga de trabajo, ratios insuficientes, alta exposición a riesgos laborales…


Además, denuncian la situación de incertidumbre instalada entre los y las trabajadoras como consecuencia de este modelo de gestión privada con escasas garantías para los y las trabajadoras, que se agrava a la finalización de la vigencia de cada convenio colectivo.


Anuncian que enviarán una nueva propuesta en términos de salario, jornada y vigencia a las patronales GIZARDATZ y GEROAN, para que reconsideren su posición y la defiendan frente a las instituciones, así como a la DIPUTACIÓN y al conjunto de Grupos Junteros frente a los que comparecieron, les expusieron la situación del sector y les instaron a tomar parte en la solución a este conflicto.


Sentencian que solamente desde su capacidad de organización y movilización como personas trabajadoras, se lograra revertir la situación. (Fuente: ESK Sindikatua)



No hay comentarios:

Publicar un comentario