jueves, 8 de noviembre de 2018

Barakaldo se echa a las calles para apoyar a los trabajadores de La Naval


Cientos de personas han salido a las calles de Barakaldo para mostrar su apoyo y acompañar a los trabajadores del astillero “La Naval”, quienes se enfrentan a un ERE de extinción, el despido colectivo de toda su plantilla de 177 empleados. El Comité de Empresa y los trabajadores exigen al Gobierno Español y Vasco que “se mojen” y compren la fábrica para garantizar los cientos de puestos de trabajo directos y los miles de empleos indirectos que se generan a raíz de su actividad en Ezkerraldea.


COMUNICADO

En el día de ayer, el administrador concursal (vía telefónica sin dignarse a reunir al comité de empresa) nos ha comunicado que el pasado lunes día 5 de noviembre han mantenido una reunión entre la empresa y el administrador concursal, diplomáticos holandeses, PIMAR, el armador Van Oord, el Gobierno Central y el Gobierno Vasco. El armador les ha comunicado que da por acabada la negociación y que no construirá la draga en fase de terminación por la falta de un inversor de futuro. Su terminación daría trabajo a unas 1.000 personas durante 20 meses. Han tenido la poca delicadeza de comunicarnos esta noticia dos días después, lo cual demuestra una falta de respeto total y, como se suele decir, 'el que calle otorga'.


Rápidamente, por parte de la gerencia de La Naval se han apresurado a rebajar el contenido de la noticia con planteamientos que nos vienen haciendo desde hace un año, como, por ejemplo, que hay inversores cerca, que si aparece un inversor el armador sí que haría la draga y un largo etcétera. Lo último que nos venden es que hace falta un plazo de seis a ocho meses. Dicho de otra manera, cuando el astillero esté cerrado y los trabajadores despedidos. ¿Hasta cuándo vamos a tener aguantar la verborrea del señor Escribese, representante de la empresa?


El Gobierno Central, el Gobierno Vasco y la empresa nos llevan vendiendo 'cortinas de humo' desde hace mucho tiempo y hoy su credibilidad se ha agotado. Hemos sido respetuosos y nos hemos armado de paciencia sabiendo esperar, pero hoy nos sentimos engañados, traicionados y utilizados por los responsables empresariales e institucionales, que se han mostrado incapaces de buscar una solución de viabilidad para el astillero. Nos están llevando, poco a poco, con promesas vagas, al abismo del cierre definitivo.


La realidad al día de hoy es que nos encontramos en la fase de liquidación con un ERE de extinción de contratos sobre espaldas que antes de final de años nos colocará en la calle, contribuyendo a la desertización industrial y demográfica de Ezkerraldea. Se perderán miles de puestos de trabajo entre empleo fijo e industria auxiliar interna, más otros tantos del sector servicios —téngase en cuenta que La Naval da trabajo a más de 400 empresas—.


Por tanto: reivindicamos el cumplimiento de la PNL aprobada por todos los grupos parlamentarios de Vitoria y de una vez por todas que el Gobierno Central y Vasco sean esos inversores y que compren La Naval porque es la única forma de dar confianza al armador Van Oord, y así terminar de construir la draga. Al mismo tiempo, exigimos que se cree la mesa de negociación que desde hace un año venimos reclamando, donde tratar y acordar cuál es la mejor solución para el futuro de La Naval.

Comité de empresa de la La Naval


LA NAVAL EZ ITXI











No hay comentarios:

Publicar un comentario