jueves, 19 de enero de 2017

“La Chocolateta” de Charamel Gozotegia


“La Chocolateta” de Charamel Gozotegia 

Se trata de un nuevo dulce de chocolate, con la forma escultórica de una teta realista que llega para enriquecer la oferta gastronómica del Casco Viejo de Bilbao y hacer más placentera la vida de sus gentes.

“La Chocolateta” de Charamel es además- en palabras de sus autoras- un homenaje a las mujeres, a nuestra capacidad creadora y creativa, a nuestra capacidad para emprender, a nuestra diversidad y nuestros cuerpos.

“La Chocolateta” es un dulce con forma de teta; una teta real, no idealizada, que quiere representar todo lo que hay de dulzura, ternura y amor en el pecho de las mujeres y que su autora presenta como un sincero homenaje hacia ellas: a su capacidad creadora y creativa, a su capacidad para emprender, a su diversidad y sus cuerpos.

Pero es además una pieza artística, un artículo elegante con un cuidado diseño, estéticamente precioso. Para su creación, Nagore Ramos ha contado con la artista plástica bilbaína Marian Puertas, que, gracias a su buen hacer, ha conseguido que nos encontremos ante una pequeña obra escultórica que puede y debe apreciarse con los cinco sentidos.

Autoafirmación femenina
“La Chocolateta” no está pensada para el disfrute erótico.  Al contrario, como no está idealizada sino que se trata de una teta real, natural, imperfecta y bella, la idea es  restar peso sexual al cuerpo de las mujeres.  Mostrar un pecho desnudo es – o debería ser- siempre algo natural, puesto que no debería haber partes de cuerpo prohibidas o tabú.

Con su lanzamiento y distribución, desde Charamel Gozotegia se propone poner en valor a las mujeres, su capacidad creadora y creativa, su capacidad para emprender, para llevar a cabo proyectos, así como la diversidad de los cuerpos de las mujeres y su energía.

Sobre Charamel Gozotegia
Charamel Gozotegia nace en 2016 con la idea de convertirse en una pastelería de referencia en Bilbao, que se reconozca por la calidad y el sabor de sus elaboraciones.  Su valor principal es por tanto la utilización exclusiva de materia prima de primera calidad y un absoluto respecto al producto a la hora de manipularlo y elaborarlo.  Puede parecer peregrino, pero para su responsable lo importante es que el hojaldre sepa a mantequilla; la león pie, a limón; la tarta de queso, a queso; y el chocolate, a chocolate.

Allí, Nagore Ramos ha conseguido desarrollar y desplegar toda su capacidad creativa, sus raíces, su apertura a otras culturas, sus valores familiares y sus recursos, en un intento por crear placer a sus visitas, mejorar, generar valor y compartir riqueza.

“Creo que en el Casco Viejo de Bilbao realmente faltaba un lugar relacionado con el mundo de lo dulce, y que abanderara este tipo de valores.  Espero que seamos muchas mas las personas emprendedoras que apostemos por crear empresas así: pequeñas, familiares, cuidadosas con las personas y con el entorno y ¡ con buena calidad en su oferta! Que, al menos en la parte antigua de la ciudad, dejen poco espacio a franquicias, que con poco o ningún amor hacen las cosas” afirma.

Más información en Charamel Gozotegia.























No hay comentarios:

Publicar un comentario