viernes, 29 de junio de 2018

Trabajadoras de la Mediateka escenifican el funeral de la Cultura para denunciar su precariedad


Un cortejo fúnebre ha recorrido las calles de Bilbao hasta llegar a la céntrica plaza de Unamuno en el Casco Viejo, para escenificar "el entierro de la Cultura". Una protesta simbólica que han llevado a cabo las trabajadores y trabajadores de la Mediateka del Azkuna Zentroa con el apoyo del sindicato ELA, para denunciar que llevan 31 días en huelga indefinida luchando por un convenio en Intervención Social de Bizkaia, contratos indefinidos, subidas de salario anuales ligadas al IPC, subrogación, reconocimiento de antigüedad y contra los despidos.



NOTA INFORMATIVA
Nos encontramos aquí reunidos queridos compañeros, en esta tarde triste de viernes, para, sí hermanos, despedirnos de nuestra querida amiga la Cultura, es decir, de los libros, el conocimientos, el aprendizaje, el acceso a la información, toda ella. La Cultura, esa inseparable figura que nos ha acompañado en tantos momentos importantes de nuestra vida, cuando aprendemos a leer, cuando disfrutamos de un libro, cuando soñamos con una película, o cuando disfrutamos de un libro, cuando soñamos con una película, o  cuando conseguimos encontrar todo lo que buscamos en Internet. 


Después de tantos años de feliz convivencia en nuestra sociedad  y tantos buenos momentos que nos ha regalado, hoy, gracias políticas actuales de abaratar los costes y de convertir en trabajo asalariado el voluntariado, finalmente nuestra cultura ha fallecido, no ha abandonado, por falta de interés de nuestra clase política, es  decir muerte por precariedad. 


Nos encontramos aquí reunidas queridas compañeras, porque nada más podemos hacer por ella, las aquí presentes hemos acompañado a la Cultura hasta sus últimos suspiros, en este Bilbao del trabajo precario, que favorece empresas  que subcontratan y que mantienen a sus trabajadoras con contratos hasta fin de obra durante 8 años, sin pago de antigüedad y con sueldos de 650 euros por trabajar fines de semana, sí, sí, que está abierto los 365 días del año, pagando el mismo precio por un miércoles que por el día de Navidad….En este Bilbao de la precariedad, la Cultura muere.


Hoy, con el corazón inundado de pena, asistimos a los 31 días de cierre de la Mediateka del Zentro Azkuna, más conocida, como la Biblioteca de la Alhóndiga, 31 días que dicen rápido, pero que van muy despacio si vas viendo como alguien muere poco a poco de precariedad, 31 días que para lo único bueno que ha servido, es para uniros en la defensa de una Cultura que pagamos todos de nuestra bolsillo, pero que bochornosamente, demuestran que en este nuestro Bilbao, una Mediateka que ofrece Cultura y conocimiento puede cerrar 31 días y a ningún representante de nuestro gobierno ni de la Dirección del Zentro Azkuna, se le derrita la cara de vergüenza. Vergüenza, vergüenza, que sí ha hecho mella en nuestra Cultura y que la ha matado, por precariedad. Tanta gloria lleves, como paz dejes. Agur betirako














Conversatorio con colectivos feministas sobre el protagonismo que están teniendo las mujeres en la lucha nicaragüense


La Caravana Informativa de Solidaridad Internacional con Nicaragua en el transcurso de su gira por Europa y concretamente, durante su visita a Euskal Herria, ha realizado en la Casa de las Mujeres de “Marienea” de Basauri, un conversatorio con colectivos feministas sobre el protagonismo que están teniendo las mujeres en la lucha nicaragüense, en el que ha participado Jéssica Cisneros, activista que lucha por la inclusión y participación ciudadana de las y los jóvenes en las diferentes esferas sociales en Nicaragua. Es fundadora de una organización juvenil de base cuyo objetivo es impulsar cambios en la sociedad y una ciudadanía critica desde sus diferentes entornos.

En dicho conversatorio, el cual fue coorganizado por Nahuatl Elkartea, y dinamizado por June Fernández, periodista de Pikara Magazine, ha servido también para compartir lo que está ocurriendo y cómo están viviendo la situación actual en Nicaragua, en un contexto de inestabilidad, inseguridad y violación de derechos, así como también para denunciar los atropellos hacia el pueblo nicaragüense y demandar internacionalmente que  cese la represión por parte del gobierno de Nicaragua.



NOTA INFORMATIVA

A través de esta caravana informativa de la solidaridad se pretende:

- Comunicar a la comunidad internacional, actores gubernamentales, ONG, partidos políticos, grupos de sociedad civil, organismos de derechos humanos y demás personas sobre el contexto y los motivos de estas protestas cívicas, sus participantes y sus demandas. En este sentido, la caravana es un espacio de discusión e intercambio con actores interesados en la situación actual de Nicaragua.

- Denunciar las graves violaciones a los derechos humanos que están aconteciendo en Nicaragua (derecho a la vida, derecho de integridad física, derecho a la libertad individual, derecho a libertad de expresión, derecho a defender derechos).

- Responde a la necesidad y demanda de ciudadanos nicaragüense y otras personas residentes en Europa que han seguido con preocupación la situación de Nicaragua. Son los aportes solidarios de algunas de estas personas que han hecho posible la realización de este viaje.
Esta caravana está conformada por tres jóvenes que participan desde distintos espacios en este proceso. Los países que visitaran: Dinamarca, Suecia, Bélgica, Francia, Holanda, Alemania y España.

La idea de la caravana solidaria ha emergido de los intercambios entre varias personas que han estado involucradas en las protestas de alguna u otra manera. Muchas de estas personas tenemos una historia larga de activismo y muchos otros son jóvenes que forman parte de los movimientos auto-convocados de todo tipo (estudiantiles, juveniles, sociales en general) que han surgido en el marco de reciente crisis que vive el país. De esta manera se realizó una serie de acciones gestionadas por ciudadanos/as que viven en Europa, basadas en el crowdfunding, con la cual se sostiene esta caravana, como parte del espíritu autoconvocado ciudadano.

Patria Libre para Vivir con Paz, Justicia y Libertad.


Emakumeok Kalean retoma movilizaciones en Bilbao contra la justicia heteropatriarcal


Tras las multitudinarias movilizaciones del Movimiento Feminista de Bilbao contra el auto de la Audiencia de Navarra que otorgaba la libertad provisional para los 5 violadores de "La Manada", esta jueves 28 de junio, como ya vienen repitiéndose desde hace meses, han continuado las movilizaciones del colectivo feminista "Emakumeok Kalean" en la Plaza Unamuno de Bilbao para protestar contra la justicia heteropatriarcal


Las concentraciones que hasta hace poco se venían realizando frente a los juzgados de Bilbao, en los Jardines de Albia, han cambiado el lugar de encuentro hacia la Plaza Unamuno, en el Casco Viejo de Bilbao. Y al término de esta última concentración, han anunciado su participación en una nueva convocatoria de "Women in Black Acción" de la que darán a conocer más información en breve. Estad atentas.


Emakumeok Kalean surgió a raíz de las multitudinarias movilizaciones realizadas tras conocerse la sentencia de “La Manada”, y se organizó en torno a grupos autogestionados, desde los que también se están coordinando y organizando para participar activamente en reivindicaciones e iniciativas feministas existentes en Bilbao y alrededores. 






jueves, 28 de junio de 2018

Centenares marchan en Bilbao al grito de “Nuestro orgullo no está en venta” para celebrar el Día Internacional de la Liberación LGTB+ 2018


Centenares de personas han marchado por las calles de Bilbao convocadas por la Coordinadora 28J de Bizkaia al grito de "Nuestro orgullo NO está en venta" para conmemorar el Día Internacional de la Liberación LGTB+ bajo el lema "Mujeres en activismo LGBT+" y para recordar el 40º aniversario (1978) de la primera manifestación en Bilbao por la libertad sexual. 



COMUNICADO

Hoy queremos echar la vista atrás, no solo en este último año, sino también en el largo recorrido histórico que hemos creado las mujeres bisexuales, lesbianas y trans dentro del colectivo LGTB+ en la militancia, y especialmente aquí en Euskal Herria: la visibilidad del movimiento LGTB+, la presencia de los colectivos y la reivindicación política de los mismos llevada a las calles durante 40 años, la defensa y la reivindicación de los derechos del colectivo. En 1978 fue la primera manifestación en Bilbao por la libertad sexual. Entonces reivindicábamos la depuración de los jueces fascistas, respuesta a las violaciones y solidaridad con las mujeres, algo tan vigente a día de hoy. Estos años hemos tenido más motivos para reunirnos, como la liberación de las lesbianas bajo el lema de “Yo soy lesbiana, porque me gustan y porque lo quiero ser”, o por ejemplo la petición de la abolición del sistema penitenciario. Pero este año, queremos subrayar y hacer visibles a todas las mujeres del colectivo, queremos agradeceros toda la lucha que habéis llevado acabo hasta el día de hoy.


Juntas hemos conseguido importantes y muy visibles avances. Sin embargo, no podemos olvidar el inmenso trabajo que queda aún por delante. La lesbofobia, la bifobia y la transmisoginia son hoy violencias extremadamente prevalentes y virulentas en ámbitos institucionales, familiares, interpersonales e incluso dentro de numerosos espacios feministas, así como en el propio movimiento LGTB+. A día de hoy ninguna persona oprimida por el patriarcado y atravesada tanto por la cisnorma como por la heteronorma vive libre de violencia.


Hablamos de las mujeres trans, madres del movimiento LGTB+ del mundo occidental. Principal diana de los ataques más violentos, especialmente cuando son racializadas. Excluidas de numerosos espacios no mixtos por no ser consideradas mujeres, sino hombres disfrazados.


Castigadas por la transmisoginia, violencia que no debemos entender como una intersección entre la transfobia y la misoginia sino como uno de los pilares del patriarcado. Un fenómeno en sí mismo que resulta en que las mujeres trans sean uno de los colectivos más vulnerables a la pobreza, la marginación social, el trabajo sexual forzado, agresiones sexuales y muchas otras situaciones de alto riesgo vital.


Hablamos de mujeres lesbianas, o bien invisibilizadas o bien fetichizadas, existiendo únicamente en el imaginario sexual y normativo del heteropatriarcado. Alejadas de la identidad de mujeres por no relacionarnos sexualmente con los hombres. Obligadas, también, a relacionarnos con ellos, lo que junto a la heterosexualidad obligatoria, conlleva que muchas lesbianas tengamos que identificarnos erróneamente como bisexuales en algunas etapas de nuestra vida.


Hablamos de las mujeres bisexuales, invisibilizadas en sus relaciones y deseos para con otras mujeres. Solo aceptadas socialmente a la hora de relacionarnos sexo-afectivamente con hombres. Tachadas siempre de heterosexuales promiscuas, o de lesbianas en fase de negación tanto para la sociedad en general como para parte del colectivo LGTB+. Nuestra identidad es fragmentada en vez de ser comprendida como un Todo, sin mitades o medias atracciones, sin tanto por ciento de uno o lo otro.


Luchamos también por nuestros derechos sexuales y reproductivos. Cansadas del cisheterosexismo médico despreocupado de nuestra salud. Cansadas de las dificultades de las madres lesbianas al no poder acceder de una forma consensuada al registro de nuestres hijes. Cansadas de la obligatoria esterilización por la que nos hacen pasar a las mujeres trans para poder ser legalmente reconocidas como mujeres.


Mujeres lesbianas, bisexuales y trans, también nos encontramos en lucha frente al sistema heteropatriarcal que nos ha invisibilizado como mujeres en todas las esferas públicas; las calles, los puestos de poder, la participación política y social. Realidad que una vez más, se ve reflejada dentro del propio movimiento LGTB+. Es por ello que invitamos al propio movimiento y a las personas que lo conforman a hacer una reflexión acerca de ello: a observar quiénes son las personas que ocupan los puestos de poder, de visibilidad y qué realidades y especificidades se están excluyendo; a preguntarse por qué se generan y se necesitan grupos no mixtos.


Debemos unirnos para enfrentarnos al cisheteropatriarcado en todas sus manifestaciones, comprendiendo también que no todas nosotras lo sufrimos de la misma forma.


También nos atraviesan otros ejes de poder. La supremacía blanca, el capitalismo, el capacitismo... no como apunte a pie de página, sino como poderosas estructuras sociales que nos oprimen o benefician según nuestra posición.


Dentro de estas diferencias es donde debemos confluir y unir nuestras intersecciones, de forma que se escuchen las voces de las mujeres más vulnerables y convirtiéndonos en altavoz de todas.


Luchemos juntas contra la cisnorma, luchemos juntas contra la heteronorma y luchemos juntas contra el patriarcado.


GORA EMAKUME LGTB-on BORROKA!


Cita de Audre Lorde:

“Lo que nos separa no son nuestras diferencias, sino la resistencia a reconocer esas diferencias y enfrentarnos a las distorsiones que resultan de ignorarlas y mal interpretarlas. Cuando nos definimos, cuando yo me defino a mí misma, cuando defino el espacio en el que soy como tú y el espacio en el que no lo soy, no estoy negando el contacto entre nosotras, ni te estoy excluyendo del contacto – estoy ampliando nuestro espacio de contacto.”