miércoles, 18 de enero de 2017

Manifestación por conflictos graves en Red de Transporte Sanitario de Urgencia

Modifican el calendario de forma continua no respetando ni conciliación ni turnos de trabajo

El comité en bloque, formado por LSB-USO, ESK, ELA y LAB, ha realizado una manifestación este miércoles 18 de enero a las 11:00 de la mañana desde la sede del Departamento de Salud (Alda. Rekalde) y ha finalizado en la sede principal del Gobierno de Gasteiz  (Gran Vía 85) de Bilbo para denunciar  «la existencia de una importante serie de conflictos graves provocados por la UTE conformada por las empresas Larrialdiak – Eulen, concesionaria del servicio de ambulancias de la Red de Transporte Sanitario de Urgencia del 112 SOS DEIAK y Emergencias Osakidetza».

En innumerables ocasiones, como explican los sindicatos, «la tensa situación en la que se encuentra la plantilla de esta concesionaria viene dada porque los 250 trabajadores y trabajadoras se encuentran en la más absoluta desesperación ya que se les modifica el calendario laboral de un día para otro, sin libranzas ni estabilidad que permita la conciliación familiar como venían disfrutando hasta ahora, porque se está vulnerando el derecho al disfrute de las vacaciones de la plantilla en los periodos establecidos, porque no se están abonando correctamente los salarios que corresponden generando cuantiosas deudas impagadas, porque se está obligando a conducir vehículos de emergencia durante 48 horas sin descanso por la falta de personal, porque se está explotando a los temporales a los que se les paga sólo un 60% del salario por cientos de horas extra gratuitas bajo amenaza de no renovación, y que intentan día tras día presionar y acosar para incumplir el Convenio en vigor».

Denuncian que el Departamento de Salud, presidido por Jon Darpón, es conocedor de «toda esta serie de irregularidades, algo tendría que decir ante estos atropellos y otros incumplimientos del contrato que se vienen sucediendo desde el inicio de su actividad con esta empresa».

Sin embargo, debido a la negativa de la Dirección, representada por Miquel Costa, al llamamiento que hicieron para que recapacite sobre su actitud, «instamos al Gobierno Vasco a que ejecute su obligación de supervisar el cumplimiento del contrato con la concesionaria Larrialdiak -Eulen» e «intervenga de manera inmediata en el conflicto porque este tipo de maltrato hacia los trabajadores y trabajadoras está poniendo en peligro la estabilidad de un servicio público insustituible para los ciudadanos de la Comunidad Autónoma Vasca».


















No hay comentarios:

Publicar un comentario