lunes, 28 de mayo de 2018

Denuncian frente a Sabin Etxea (PNV) el “despilfarro” de la obras del TAV y el gasto militar


Colectivos sociales entre los que se encontraban AHT gelditu!, KAKITZAT Koordinakunde Antimilitarista, Berri Otxoak y la Asociación de Trabajadoras de Hogar de Bizkaia (ATH-ELE) han realizado una concentración frente a frente a Sabin Etxea sede del PNV en Bilbao contra los presupuestos “antisociales” de 2018, el despilfarro del TAV, los gastos militares y que ahondan en la discriminación a las trabajadoras de hogar porque retrasan en 5 años más (hasta 2024) la equiparación en cotizaciones y cálculo de las pensiones con el resto de la clase trabajadora.



COMUNICADO
Ante la aprobación de los presupuestos generales de cara a este año se ha desarrollado una iniciativa ante Sabin Etxea mediante  la cual se ha denunciado  el despilfarro que supone el gasto militar  y las obras del TAV; más aún, en una época de crisis y de recortes como la actual: sanidad, educación, ayudas a la dependencia, prestaciones sociales, políticas de acceso a la vivienda…


Frente a esta realidad de recortes, sin embargo, nos encontramos como se amplían los recursos económicos destinados al gasto militar y las grandes infraestructuras. Así:

- El presupuesto de Ministerio de Defensa se incrementó el pasado año en un 30%. Pasando de los 5.734 millones de presupuestados del 2016 a los 7.558 millones de euros del 2017. Presupuesto que se incrementa un 6,9% este ejercicio y supera los 8.000 millones; en concreto, 8.086,70 millones de euros.  


A sumar cantidades dedicadas al militarismo encubiertas en otros ministerios; Clases Pasivas (5.300 millones); Ministerio Interior (2.800 millones); y Ministerio de Industria (700 millones).


Además, se siguen dando pasos para que el gasto militar se incremente hasta llegar al 2% del PIB en un década, como exige la OTAN a sus Estados miembros.  Así, se ha anunciado un “Nuevo Ciclo Inversor en Materia de Defensa”. Es decir, el impulso de programas de armamento por valor de 11.000 millones (10.805 millones de euros). 


Cabe destacar que el total de la deuda contraída con el negocio armamentístico todavía suponen 21.000 millones de euros. 


Por otro lado, se sigue subvencionando la industria militar vasca, principalmente ligada al sector aeronáutico; y se permite la exportación de material militar. En concreto, 8.656 toneladas en 312 contenedores marcados con el sello de “explosivos” han salido desde el Puerto de Bilbao con destino a Arabia Saudí, responsable de los bombardeos que están provocado miles de muertos civiles en Yemen. 


- Por otro lado, se destinan 299 millones de euros a las obras del TAV; a sumar los 156’2 millones consignados por el Gobierno Vasco.


Hay que tener en cuenta que el coste de las obras del TAV superará los 6.000 millones de euros sólo para la Y Vasca. Tras 11 años de obras, y ni la mitad de la obra ejecutada, el Gobierno Vasco y Fomento han gastado ya  3.000 millones. 


Los sobrecostes que acumula el proyecto sólo en el tramo gestionado por el Ejecutivo vasco son de 263 millones. Hay que tener en cuenta que el proyecto iniciado en 2006 se presupuestó en 4.178 millones y superará con creces los 6.000 millones; es decir, más de 2.000 millones de euros en sobrecostes. 


Diversos informes de la CEOE concluyen que la inversión en el TAV no ayuda a la generación del tejido industrial, ya que no es idóneo para el transporte de mercancías. 


Está claro que el despilfarro de recursos destinados al TAV y el gasto militar no compensan necesidad alguna de la sociedad. Pero suponen  un derroche cuando necesitamos más pensiones dignas; escuelas; hospitales; políticas de igualdad y recursos contra la violencia machista; más prestaciones para las familias que sufren los actuales procesos de precariedad y pobreza; o incremento de las ayudas a la dependencia. 








No hay comentarios:

Publicar un comentario