miércoles, 30 de mayo de 2018

Denuncian frente a Sabin Etxea que la reforma de la RGI “creará más pobreza”


El Sindicato ESK se ha movilizado este miércoles 30 de mayo frente a la sede del PNV (Sabin Etxea) en Bilbao, para denunciar que la reforma de RGI propuesta por el PNV y PSE “creará más pobreza”.



NOTA DE PRENSA
Ante la proposición de ley para la garantía de ingresos y la inclusión social presentada por el PNV y el PSE el 27/04/2018 desde ESK:

- Reivindicamos una RGI que acabe con la pobreza.
- Denunciamos LA PROPUESTA de LEY de reforma de la RGI del PNV y el PSE que n solo acabaría con la pobreza, sino que la aumentaría. 
- Decimos que hay dinero y alternativas para acabar con la pobreza.  Sólo falta la voluntad política. 
- Llamamos al movimiento sindical a dar una respuesta contundente y a defender una alternativa que acabe con la pobreza. 


La propuesta de Ley presentada por el PNV y el PSE, no responde, en absoluto, a ninguno de los tres objetivos que debe cubrir la ley: Ni acaba con la pobreza y la exclusión, ni con el maltrato de Lanbide. Por el contrario, traerá consigo mucha más pobreza. 

La limitación a una unidad de convivencia (UC) por vivienda, expulsará de las prestaciones de RGI/PCV/AES a miles de UC (familias y personas individuales) que se ven obligadas a compartir piso para hacer frente a la carestía de este bien básico. 


Así mismo, la desvinculación definitiva de la RGI con respecto al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) provocará que, en años futuros, su insuficiente subida, e incluso su reducción, sea más sencilla.  Desde que la RGI perdió de facto, esta vinculación con el SMI en 2012, la cuantía de su recorte en estos siete años ha ascendido al 13,5%. 

Para ESK la Renta Básica individual, incondicional, universal y de cuantía suficiente sería la solución definitiva y más eficiente para acabar con la pobreza, pero, existen muchas medidas parciales que deberían de recogerse en esta reforma para que fuera un avance y no un retroceso en el derecho a una vida digna. 


Al menos se necesita una RGI que acabe con la pobreza, la exclusión social y la actual nefasta gestión de Lanbide. Desde ESK llevamos muchos años reivindicando una reforma radical de la RGI dirigida a solucionar sus principales carencias: 

Acabar con la pobreza. Lograr que nadie que sea pobre se quede sin acceder a la RGI o que nadie que acceda a ella siga siendo pobre. 
Según la Encuesta de Pobreza y Desigualdades Sociales 2016 (EPDS-2016) del Gobierno Vasco, hay 60.000 personas que, estando en riesgo de pobreza, no percibe la RGI; y otras 63.000 que, percibiéndola, siguen siendo pobres. 
- Acabar con la exclusión, promoviendo medidas de inclusión social y laboral concebidas como derechos independientes de las prestaciones económicas de garantía de rentas. 
- Acabar con la actual gestión que se viene haciendo por parte de la administración vasca de la RGI/PCV/AES.  Basta ya de criminalizar, humillar, ocultar datos y, hacer la vida imposible, por parte de Lanbide, a las personas solicitantes y perceptoras de las prestaciones. 


Como sociedad tenemos el derecho y la posibilidad de acabar con la pobreza y el Parlamento Vasco la obligación de hacerlo posible.  Exijámoslo en las calles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario